Higuera 169 Cerro Alegre, Valparaíso, Chile

Copyright© 2015 Innervycs S.A Innervating technology

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon
Please reload

ENTRADAS RECIENTES

LA CLAVE PARA INNOVAR: ¿Cómo crecen las langostas?

 

La langosta es un animal blando que vive dentro de una caparazón rígida, la cual no se expande, entonces ¿cómo pueden llegar a crecer las langostas? Cuando la langosta crece, esa caparazón en donde está cómoda se vuelve en una prisión y al poco tiempo pasa a ser un lugar de mucha presión e incómoda, lo que la lleva a esconderse bajo las rocas para protegerse y así desprenderse de su caparazón y producir una nueva. Esto lo repite una y otra vez hasta que llega a su tamaño óptimo. Si la langosta siempre se sintiera cómoda, no cambiaría de caparazón y se quedaría ahí, manteniendo el status quo. Esto me llamó poderosamente la atención ya que al parecer en Chile sufrimos de comodidad frente a muchas situaciones que nos impiden crecer como economía.

 

Sin duda no es un misterio que Chile posee un alto factor de correlación entre su crecimiento económico y el precio del cobre, sin embargo incluso cuando estuvo el cobre sobre los 4 dólares la libra, nuestra economía no supo cómo articular los factores claves que nos permitiesen disminuir dicha correlación y así no estar tan expuestos a las crisis mundiales. Y es que librarse de dicha dependencia es clave para que Chile pueda desarrollarse sin obstáculos. Por esto es que se ha buscado con tantas ansias fomentar la innovación y el emprendimiento ya que la única forma de escapar de esta correlación es poseer una industria más sofisticada basada en el conocimiento, la cual nos permita diferenciarnos de otros países. Pero todos estos esfuerzos que se han hecho hasta ahora, ¿han dado algún resultado?

 

Según la Organización Mundial de Propiedad Intelectual a través de su Global Innovation Index, este año 2016 Chile se ubicó en el lugar 44 a nivel mundial, siendo el primero en América Latina. Este índice global de innovación toma una serie de aspectos que van desde las instituciones, la sofisticación de los negocios y sofisticación de mercado, hasta la creatividad, el diseño industrial y el gasto en I+D de las empresas por mencionar sólo algunos. Sin duda dicho ranking es muy bueno, pero al parecer las cosas siguen igual. Si hacemos un desglose de este índice nos encontraremos con una situación preocupante: se puede observar que lo que nos favorece en los factores medidos es el entorno para la innovación, obteniendo un ranking 36 y 38 en Instituciones e Infraestructura respectivamente, pero lamentablemente esto no está siendo aprovechado por las empresas lo que se ve reflejando en un lugar 62 en Capital humano e Investigación, y en un paupérrimo lugar 93 en Obtención de Productos Creativos respectivamente, lo que acusa que hoy en día se está generando innovación, pero es una innovación superficial que no aporta a generar cambios en los resultados de la empresa, y por ende en la economía del país.

 

Siguiendo con esta investigación, hace poco leía el informe llamado “Radiografía de la Innovación en Grandes Empresas” desarrollado por Most Innovative Companies Chile y ESE Business School, en el cual se hace referencia a un análisis de la situación de la innovación en Chile, y me sorprendió leer en sus conclusiones que en las compañías sólo el 5% del EBIDTA corresponde a nuevos productos, servicios y procesos. Este dato es altamente relevante ya que refleja dos cosas de las empresas actuales: la poca innovación que se está realizando dentro de las empresas que mantienen el status quo, y el bajo impacto que está teniendo esta supuesta innovación en los resultados de la empresa. Esto está en línea con lo descrito anteriormente como innovación superficial, es decir, innovamos en la forma pero no en el fondo.

 

El tema es que si continuamos por esta senda de innovación superficial, no se logrará generar cambios sustantivos en las empresas ni tampoco en el país, lo que conllevará a que cualquier competidor podrá pasar encima de nosotros.

 

Y quizás alguno podría decir que basta diferenciarse por precio, pero resulta que hoy en día diferenciarse por precio en un mundo globalizado es cada vez es más dificultoso ya que cualquier competidor puede acceder a tecnologías para abaratar sus procesos en cualquier parte del mundo, y aunque quizás no todos pueden acceder al mismo tiempo, las tecnologías están avanzando en una forma tan vertiginosa que a los pocos meses, nuestros competidores contarán con dicha tecnología sí o sí.  Entonces vienen una serie de preguntas ¿qué hacemos para diferenciarnos? ¿Qué hay que cambiar o qué falta? ¿Por qué las empresas no están innovando en lo que realmente importa? y ¿por qué no se atreven a innovar en temas profundos?

 

Al igual que la langosta del comienzo, un crecimiento y una innovación profunda se da cuando se tiene una necesidad o un problema que no es de fácil solución, y que pone a la organización en una situación de alta incomodidad. Entre más incómodo, mayor motivación para generar un cambio.

 

En este sentido, primeramente se debe descubrir y conocer dicho problema o necesidad para luego generar una solución, y una buena forma de descubrirlo es a través de la Investigación y Desarrollo como estrategia diferenciadora ya que el I+D orientado a conocer de mejor forma los mismos procesos, productos y servicios de la empresa, permite hacer descubrimientos internos que no es posible encontrarlos al gestionar el día a día.

 

Entonces, ¿hacemos innovación superficial porque no tenemos ningún problema? Sinceramente no creo que exista alguna empresa que no tenga un problema que no le permita innovar.

 

El problema está en que los altos ejecutivos no reconocen dichos problemas, o no dotan a sus empresas de la tecnología necesaria para llegar a conocer dichos problemas, o en algunos casos más peligrosos, mueren en la comodidad de no reconocerlos.

 

Por eso, para mantener la innovación y estar constantemente reconociendo potenciales problemas que nos llevan a innovar y por ende a crecer, un buen ejercicio a realizar es desafiar las ortodoxias y cuestionar el status quo. Si siempre se ha hecho de una forma, pregúntense porqué, aunque sea lo más obvio.

 

 

 

Please reload

SÍGUENOS
BUSCAR POR TAGS
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square